1a Fira de la cervesa artesana de Lleida

Tras un parón de casi un mes en el blog (aunque para las noticias de modo instantáneo podéis seguirnos en twitter), retomamos los post para traeros los últimos acontecimientos y los que están por llegar)

En este caso, vamos a hablar de la iniciativa que tuvo lugar la semana pasada, 21 y 22 de junio, la primera feria de cerveza artesana de la ciudad.

Hay todo un movimiento en auge en el mundo de la microcervecería, son muchos los pequeños fabricantes que están experimentando para lanzar propuestas innovadoras. Su plataforma de exposición, en muchos casos, son pequeños establecimientos y sobretodo, ferias especializadas, que también han proliferado.

Y llegó el turno a la ciudad de la niebla, que cuenta ya con unos cuantas cervezas de elaboración local. En la plaza Sant Joan, se congregaron 12 artesanos cerveceros que presentaron en total unas 40 cervezas. Espero que la buena acogida que tuvieron (a pesar que las fechas no acompañaban, ya que mucha gente se fue de puente por Sant Joan),  les haga repetir, si puede ser, antes de un año.

El funcionamiento de la Fira era el siguiente, comprabas en el punto de información tu vaso serigrafiado con el logotipo de la fira, donde te adjuntaban además la descripción de los elaboradores de cerveza y sus propuestas, algo que considero una idea magnífica ya que ante  tanta probatura, al final, acabas extasiado y siempre va bien tener a mano el resumen de todo lo que encontramos allí.

Cada cervecero contaba con su stand y las propuestas las encontrabas en tirador, botella y también tenían a la venta diferentes lotes para llevar.

Empezamos en el stand de Moon Brewery, que tenían tres variedades: la porter Moon three threads, la pale ale caramelizada y la que probamos, la Verata, una lager de 5,5º que tiene la particularidad de contar con pimienta de Sichuan y pimentón de la Vera que le dan un suave toque picante. El resultado es sorprendente y diferente, la verdad es que la recomiendo sin duda, merece la pena sobradamente.

Proviniente de Barcelona, Zero Vuit Birra traía tres propuestas muy barcelonesas: Eixample, Clot y Barceloneta. Todas de baja graduación alcohólica, la Barceloneta de hecho, tiene 2,9º. Probamos la IPA, Eixample, una cerveza hecha al estilo IPA inglés, con un amargor más suave, entraba muy bien. Tenía toques afrutados, de frutos rojos, fresas etc. Me quedé con las ganas de probar la Barceloneta, una summer ale fresca y afrutada.

De la mano de AS Cerveza artesana, con un impresionante stand y muy buen márqueting en cuanto a la venta de su imagen, probamos su As de Trévol, una potente imperial stout de 9º, considerada de las mejores propuestas presentadas, una russian imperial stout, con malta con notas de regaliz y toques de malta tostada y del particuolar lúpulo simcoe.

Contaban también con As de cors, una rubia de trigo y si IPA, As de piques, que combinaba lúpulos ingleses con un toque dry americano.

Seguimos, llega el turno de La Vella Caravana, que fueron los artífices en la organización del evento.

Tenían sus ya clásicas: bòira de menàrguens (rubia de trigo, afrutada), Dunkel Dunk (negra con toques de chocolate y plátano), Flor de Llúpol (una rubia lupolizada, con toques herbales), Lo Terròs, que ya habíamos degustado pero pdimos otra caña, esta cerveza negra, es una american brown ale, tostada, con un regusto a cacao, café y sésamo tostado. Y la novedad, venía de la mano de su IPA, con el curioso nombre de Peta Z, una tostada muy ligera, a pesar de ser la propuesta de más graduación de la casa, sus notas aromáticas la hacen muy liviana, toda una explosión de sabores.

Les Clandestines de Montferrí presentaban cuatro propuestas de  las que catamos todas. La Farigola ya la habíamos probado, junto con la Rossa de espelta, en el restaurante La Cava de Tàrrega.

La Rossa de espelta es una suave propuesta, de hecho, la consideran una summer ale, afrutada, con el sabor característico del cereal de la espelta, afrutada. Más sorprendente es Farigola, y es que el tomillo está muy presente en esta cerveza, siendo una birra muy aromática ligeramente amarga y equilibrada con el toque dulce de caramelo.

Su cerveza negra, torrefactada, amarga, con aroma a café, chocolate y vainilla, es una cerveza nada pesada, una buena stout.

Por último, la Gainada, una IPA de 7,5º, afrutada y persistente, combina también toques dulces y amargos.

Hasta aquí nos dió la tarde, nos dejamos muchas cervezas por degustar

Algunas, como la Ponent, es fácilmente localizable en tiendas y locales especializados.

Per otras como la Rústica Bufona, que presentaba cinco variedades: una stout, export stout, brown y blond ale y la curiosa Vikinga, híbrida entre cava y cerveza, son ya más difíciles de encontrar y es por lo que vale tanto la pena visitar  ese tipo de eventos si eres amante de las cervezas artesanas.

Otras propuestas que se podían encontrar eran:

  • La Segarra: presentaba su apol·lo babrrica, una negra afrutada y Mmà!, una pale ale rubia y refrescante.
  • Llupols i Llevats traían su gama de Glops: rubia, tostada, negra de trigo, blanca (con notas de cilantro! al final me la perdí…) y su glops d’hivern, con miel y romero
  • Cerberus, con Suau, una Kolsh alemana rubia, Torrada, una pale ale más maltosa y Moreneta, una porter negra
  • Reptilium: con tres variedades; solstici d’estiu, una summer ale de cultivo ecológico; lagarto barbudo, una red ale elaborada en colaboración con Barbas de Valladolid y Cocoa Dark side, una stout con cacao.
  • La Segarra presenta su Segarreta, una cerveza refrescante y gustosa.
  • Bièra Aranesa, presentaba una ale de estilo escocés: Immortèla, una cerveza tostada con cuerpo.

En definitiva, un buen fin de semana, donde se pudo degustar cervezas para todos los gustos, al aire libre, tomando una pausa en las compras del eix, donde se disfrutó de cerveza y música, encarado a toda la familia. Esperamos que esta sea la primera de muchas experiencias análogas.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *