3a edició De tapes per Balaguer!

Estrella Damm está este verano mediterraneando a ritmo de tapa y caña en diferentes rincones. En el marco del correbars-corretapes de Balaguer, alrededor de su fiesta Transegre, este año se celebra  la fira de tapes per Balaguer., del 29 de junio al 11 de julio. Aun estáis a tiempo de probar algunas de las propuestas que nos ofrecen.

Este año se congregan 21 establecimientos que ofrecen sus tapa estrella para la ocasión, desde clásicos pinchos de tortilla, pasando por todo tipo de ingredientes y propuestas singulares.

Os vamos a comentar que tuvimos ocasión de probar.

En primer lugar, quiero comentar que me quedé con las ganas de probar algunos pinchos, que no pudimos catar ya que nos encontramos varios locales cerrados. Estaría genial que en las guias del evento, se especificase el horario y/o un teléfono de contacto. Debo decir qure fuimos el segundo día del certamen y nos sorpendió ver como tantos locales cerraban recien inaugurada la feria. Los ausentes de la jornada que nos encontramos fueron: cafè Balaguer (nos quedamos sin saber quien era el Vishna que recordaban ), La Sal (el pollo al jengibre era una de las tapas que más ganas de probar tenía…) y Cal Xirricló (no pudimos degustar su minirahola al estilo Thai).

Aun así, hicimos dos rondas de corretapes, este año tras tres especificabas tu favorita. La primera ronda empezó muy suave, tras el pinchazo de café Balaguer, llegamos a Taberri

El local de tapas y pinchos lo recuerdo de la edición de corretapes del año pasado. Pedimos los pinchos, no nos aseguran que les queden pero finalmente sí que probamos el tropical beach, una mezcla de pollo, rúcula, melocotón y una mostaza suave, servida en un pan de minihamburguesa.

La verdad es que me recuerda a un plato al que recurro bastante como cena, con pollo y rúcula, pero en formato enrollable y con salsa de curry y mango en lugar de la mostaza y el melocotón.

Las tapas que nos sirvieron tenían un gran fallo, el pan estaba seco, con lo que perdía bastantes puntos, una verdadera lástima….

Seguimos con la Pasarel·la, un bar que no recuerdo de la pasada edición.

Su propuesta era la “muntanya nevada de vedella clos”, una combinación arriesgada, un platillo de ternera estofada, servida con arroz blanco, lechuga y setas.

La verdad es que la presentación dista bastante de la de la foto de la guía, esto, es algo que suele pasar de vez en cuando, pero la verdad es que la propuesta no nos convenció a ninguno de los que la probamos.

Y llegamos a la pizzeria les Roquetes, situada en una tranquila plaza, fue el contrapunto que ya nos animó a seguir con la ronda.

Su correllengua d’en Pol no defraudó, fue la tapa más elaborada que probamos en la jornada.

Un montadito de patata frita muy muy crijuente para hacer de base de este estofado de legua, un sabor intenso pero muy rico. Lo acompañaba una salsa de pimientos combinado con una mostaza.

Lo que parecía un fragmento de pan, era una porción de bizcocho, que daba el toque sorprendente y de contraste de sabores, una gran tapa!

Regresamos a El Parador, ya que cuando fuimos la primera vez nos avisaron que estaban a punto de preparar la siguiente remesa de tapas. El trato recibido nos hizo ir a probar otra tapa y volver, y no nos decepcionó.

Su “xampinyó de pernil amb ceba caramelitzada” puede ser un clásico pero estaba bien conseguido, bien presentado y con el mejor servicio de la noche.

 

Pan tostado, con un gran champiñón relleno de jamón y una  suave cebolla, encima, un pinchito de jamón pasado crujiente y el plato decorado con vinagre de módena, consiguió encandilarnos y darle nuestro voto en la segunda ronda.

Seguimos con Lo Pecat els seus “cigarrets de formatge de cabra i sobrasada ibérica”

Esta divertida propuesta presentaba un cenicero y dos cigarros. El vicio estaba formado por una pasta de suave hojaldre con mermelada de tomate, sobre los que untar estos cigarros de queso de cabra y suave sobradada, rebozados y decorados con semillas de amapola.

Una original presentación, para un plato efectivo, contraste de sabores, nada aceitoso ni pesado.

Y el broche de la noche lo puso la cafeteria trèvol, tras comprobar, decepcionados, que no podíamos probar ni el pollo al jengibre ni la hamburguesa Thai, que eran dos de las primeras elecciones que había hecho sobre el papel antes de ir, llegamos a este montadito de pollo con cebolla caramelizada y aceite de hierbas.

Los pinchos, sabrosos, albergaban un lecho de cebolla bien pochada, pechuga de pollo salpimentada y por encima una salsa de queso azul, muy muy suave, sobre la que añadían un aceite aromático.

Una propuesta sencilla pero sabrosa,  con la que quedas bien.

Y hasta aquí la crónica de la edición de tapes por Balaguer, me queda un sabor agridulce de no haber podido probar las que seguramente serán las tapas que se disputarán los premios. De las que tuvimos ocasión de degustar, la apuesta va hacia el correllengua d’en Pol, una tapa elaborada, original y potente.

Os animo a que aprovechéis los últimos días de la fira para dejaros caer y que sigáis los eventos gastronómicos que va recogiendo”gastronosfera”.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *