Aragón ye nación!! (II)

Después de nuestra visita a Zaragoza le toca el turno a Huesca, ciudad en la que, de momento, solo hemos estado un par de veces, pero que creo que se va a convertir en destino habitual.

Empezamos yendo a picotear algo al centro, y nos quedamos en el Da Vinci.

Alli nos pedimos unas bravas, calamares y unos chipirones rebozados.

Las bravas estaban en su punto, crujientillas, nada aceitosas y picantonas pero no incomestibles, vamos, que nos gustaron mucho!

Los calamares al igual que las bravas tampoco estaban nada aceitosos, en cambio si que están sabrosos, y son gorditos, en cuanto a los chipirones, simplemente bolaron! jaja.

Muy bien y todo acompañado por sendas jarras de cerveza que nos trajeron literalmente heladas!.

Pasamos a la comida y fuimos al Km 3, situado a tres quilometros de Huesca, como no!.

Es un bar de carretera en el cual comimos de menú por 15€

Para empezar tenemos varios platos para elejir, y como somos bastantes creo que cojimos un plato de cada.

Gazpacho casero, con su pimiento verde, rojo y pepino para echarle al gusto, fresquísimo, entraba solo.

Melon con jamón, y ademas frutos secos, almendras y nueces, tomatitos cherry pasas y aceite de oliva. De lujo.

Carpaccio de buey, con pequeños tropezones de manzana, otro plato ligero para el calor que hace.

Esto so patatas Km 3. Es como una lasaña, pero sustituimos las laminas de pasta por patatas laminadas, entre capa de patata tenemos carne picada y por encima bechamel. Un plato sin duda contundente.

Y pasamos a los segundos.

Tenemos merluza a la cazuela con salsa de tomate. Tiene una pinta buenisma!

Longaniza de Graus con patatas fritas y pimiento. La longaniza está muy buena, se nota artesanal, aunque el pimiento canta mucho que es de bote. No es que esté mal, pero desentona con el resto.

Pollo al estilo Km 3 con patatas fritas y el mismo pimiento rojo de antes. El pollo muy sabroso y muy bién echo. Si es que no hay nada como la brasa.

Caracoles en salsa de tomate, con cachos de bacon guisado. un plato para untar pan!.

depués de todos estos platos ahún nos quedó ánimos para pedir postres, así que pedimos!

Flan con nata y una neula. Flan por cierto artesano.

Natillas con canela. Tengo que decir que todos los postres son artesanos, tanto el flan, como estas natillas y el arroz con leche, y eso, claro, se nota.

Ya sabeis, si quereis comer barato y en cantidad y calidad, a tres km de Huesca teneis este local, situado delante justo de una estatua de San Jorge, que como dijo uno de nuestros amigos de Huesca “es como vuestro Sant Jordi, pero el nuestro es verdad” jajaja, si es que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *