Brasería Barri’s: “Tasta la fresca”

De nuevo nos decidimos a aprovechar  un jueves para “tastar la fresca”, aprovechando que eran las fiestas de Pardinyes, fuimos a otro de los puntos del barrio, Brasería Barris.
Este local rústico, con una terraza agradable y bien lograda, anuncia que es un brasador, ¿qué implica eso? Pues que cuentan con su propia carne, “del campo a la mesa”. Es una oferta atractiva, que garantiza cierta confianza en la calidad de los productos a la vez que reduce el precio ya que no cuenta con tantos intermediarios.
Pedimos: podemos escoger bocadillos o torradas y nos decantamos por esto último, la oferta incluía atún, secallona o bacon. Pedimos también una ración de huevos rotos al plato con jamón.
Debo decir que el plato de huevos, a mi personalmente me gusta como lo sirven en Cañas y Tapas, aunque no sea lo más habitual, ya que, como en este caso, normalmente los huevos los traen sin romper. Estaban un poco demasiado hechos, de manera que no impregnaba del todo las patatas, el jamón era de calidad, la cantidad, aceptable.
Las torradas eran de ración muy generosa, grandes, repletas de carne, sin duda, se nota  la calidad, el bacon no era muy fino ni muy grueso, pero tenía un sabor increíble, ligeramente ahumado, sabroso, el hecho de cocinarlo a la brasa también le da un toque muy especial.
La secallona estaba cortada en trozos un poco demasiado grusesos, pero es deliciosa, ligeramente picante y bien curtida.
En la oferta, incluían tercios, con lo que pedimos un par de San Miguel.
En definitiva, brasería barris es un buen sitio donde ir a comer carne, volveremos seguro para degustar sus especialidades.
Share

One thought on “Brasería Barri’s: “Tasta la fresca”

  1. A mi personalmente es un sitio al que me encantaba ir por la calidad de lo que se dá pero en las tres últimas ocasiones la lentitud del servicio es desesperante. La primera vez tardaron 45′ en traernos la carta por lo que nos fuimos sin ni siquiera pedir. Ayer entre plato y plato tardaron 25′. Sinceramente me parece inaceptable y tengo que decir que no voy a volver y algunas de las personas que había ayer en otras mesas me arriesgo a decir que tampoco creo que vuelvan. A nuestro lado había una pareja que uno ya había acabado de comer y a su pareja todavía le faltaba el segundo plato.
    Una lástima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *