Crepería Flash: Nit burguer

Crepería Flash (Avinguda Alcalde Porqueres, 5 Telf 973 22 18 40) es un local polivalente, donde puedes ir a desayunar, comer su magnífico menú de mediodía (es fácil encontrar el comedor lleno en los diversos turnos de comida), cenar (tienen una carta extensa y variada, desde tapas, ensaladas, crepes saladas, pasta, carnes y pescados, pasando por postres artesanales que harán vuestras delicias. Igualmente, cuenta con la sección coctelera, para tomar tras el ágape, son especialistas en gintonnics, pero la verdad es que ninguno de sus combinados desmerecen.

Pero en esta ocasión vamos a comentar una oferta concreta de degustación, los jueves se han convertido en la noche burguer y te ofrecen su variedad de hamburguesas caseras, más un gin o una botella de cava rosado (en este caso, una para cada dos personas).

Tenéis 6 variedades para elegir, desde la clásica con lechuga, tomate y cogombre, la acompañada con salsa de mostaza y cebolla, con salsa barbacoa o con queso gorgonzola, como veis, para todos los gustos. Rematan las opciones que cuentan con un  pequeño suplemento de 0.90€, la Cannard, con foie; o la de guijuelo, que es una hamburguesa de solomillo iberico, con cebolla y torta del casar.

Tienen la peculiaridad que todo lo que sirven lo hacen en el restaurante: patatas paja naturales, hamburguesa elaborada por ellos, al igual que el pan. Todo ello le da un valor añadido.

Escogimos la Magnai y la Guijuelo.

La hamburguesa Magnai, era una hamburguesa de ternera acompañada de una suave salsa de mostaza  y cebolla confitada. Tenía cierto temor por la contundencia del sabor de la salsa de mostaza pero la verdad es que casaba muy bien, sin enmascarar el resto de sabores.

La hamburguesa Guijuelo está elaborada a partir de presa ibérica, acompañada de cebolla y el queso torta de casar tiene un resultado de sabor más fuerte, tanto por la carne como por los matices del queso, de tendencia fuerte.

Ambas hamburguesas de servían con un tomate cherry a la plancha, un mezclum de lechugas y unas patatas paja, muy buenas aunque tan finitas que se resistían un poco para comer.

Para acompañas las hamburguesas, tal como comentaba la oferta, pedimos un par de gintonnics, no es lo más usual tal vez, al menos yo nunca antes había cenado con un gin pero es agradable

Y nada más, esta entrada es tal vez un poco breve pero creía que merecía la pena comentar esta opción disponible los jueves por la noche. Bon apetit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *