Gastronomik 2.0

En Cap Pont han abierto un nuevo restaurante, Gastronomik 2.0; debe su nombre al sistema de funcionamiento del mismo. En cada mesa tenemos una pantalla táctil con toda la carta de la que disponen, tanto de bebidas como de platos y simplemente tenemos que ir pulsando sobre cada plato para hacer nuestro pedido. Ciertamente parece que estemos haciendo una compra por catálogo, la única diferencia es que lo recibimos de inmediato.

Al principio es divertido, pero la escasa sensibilidad de las pantallas táctiles no ponen las cosas fáciles e imaginamos que a más de un cliente le va a costar utilizar el sistema.

Pedimos.

Para beber empezamos con una Estrella Damm Inedit, de 50cl (5€) y como entrantes escogemos unas patatas bravas (4,80€) y uno “canalones de huevos fritos y chistorra” (3.90€). Las patatas, más que bravas, son patatas con un alioli muy suave y un fondo de aceite ligeramente dulce que no desentona en absoluto, es más, nos gusta bastante.

Los “canalones”… la chistorra sí está presente pero los huevos fritos brillan por su ausencia, su sabor no se aprecia apenas y el conjunto resulta un tanto aceitoso. Por fuera tenemos unas finas tiras de jamón salado, frito y crujiente que aporta algo más de sabor al conjunto. Todo presentado sobre una lámina de pizarra que hace que el aspecto del conjunto supere su sabor.

 

Acabada la Inedit, optamos por dos botellines de 33cl de Weiss Damm (3€ unidad) y pasamos a lo siguiente.

Rissotto de ceps y gambas con jamón de pato.

Rápidamente nos traen los siguientes platos. La presentación del rissotto (9€) es prácticamente la misma que habíamos visto en la carta electrónica. La cantidad es la adecuada y en el conjunto del plato se nota que no estamos en un restaurante cualquiera. Si al principio me albergaba cierta duda de la calidad del mismo, se disipa de inmediato al probar este arroz. Perfectamente cocinado, notamos los aromas del queso, mezclado con las gambas y los ceps que le dan un toque realmente agradable. El jamón de pato es el toque ideal para acabar un plato redondo.

Hamburguesa de ciervo con patatas violetas

La hamburguesa de ciervo con patatas violetas (6€), resultó ser un plato bastante corriente si tenemos en cuenta el resto de la carta. Una tira de ketchup acompaña al plato tal vez menos elaborado del local. Las patatas violetas son insípidas y cumplen su función decorativa sin más.

 

Al retirar el segundo plato nos obsequiaron con un detalle de la casa. Un pequeño plato con dos chupitos de moscatel y dos panellets, uno de coco y otro de almendra, bastante cocidos pero sabrosos, nada empalagosos. Muy acorde con la época del año en la que estamos.

 

Pasamos a los postres.

New Mojito.

El New Mojito (6€) es una mousse  donde la menta es la indiscutible protagonista. Realmente conseguida, parece sin duda que estemos saboreando el famoso cóctel.  Su fina base de chocolate le aporta un punto de consistencia al  logrado conjunto. Refrescante, ligero y nada empalagoso a la vez que muy original.

 

Buñuelos de chocolate con salsa cítrica.

Al pedir los buñuelos (5,50€) esperaba que la salsa cítrica fuese ácida, pero es bastante dulce, fue una pequeña decepción que pronto se vió disuelta en el chocolate caliente del interior de los buñuelos que me sorprendió gratamente. El resultado es realmente agradable tanto al paladar como a la vista.

Cortado (1,30€) y té negro aromatizado con canela (1,50€) ponen punto y final a nuestra visita a este original restaurante, de alta calidad, al cual sin duda volveremos y que recomendamos altamente.

Más información: www.gastronomik20.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *