La roca del corb

Hoy explicamos nuestra experiencia en la Roca del Corb, todo un clásico de la ciudad.
Con un marco rústico incomparable, tuvimos la ocasión de comprobar que siguen manteniendo la costumbre de servir la comida rodeados de obras de arte.
En esta ocasión degustamos el menú de grupo, consistente en varios entrantes, plato principal y postre, una propuesta muy completa.
Empezamos con los entrantes, con una ensalada verde con cogollos de lechuga (aliñados con vinagre de Módena, nada amargos…) tomate, taquitos de atún y olivas negras. Un inicio ligero que iría abriendo apetito para los siguientes platos.Y llegó el  jamón, platos llenos de este jugoso y gustoso embutido,  justo el punto de sal, ni muy seco, ni muy joven, con poquita grasa… se podía acompañar de pan tostado que sirvieron con los tradicionales ajo, tomate y aceite

Croquetas, de jamón, clásicas, aunque no muy destacables ya que no eran caseras.

Calamares, a pesar que el rebozado era contundente, estaba desligado del calamar, con lo que era fácilmente separable. La única pega es que nos los sirvieron un poco fríos, igualmente, estaban buenísimos.

Espárragos verdes con salsa romesco. Los espárragos estaban hechos a la plancha, con sal maldon y una picada de ajo y perejil. A mi no me suelen gustar los espárragos y estos me conquistaron.

Tras este completo aperitivo, la verdad es que una no hubiese cenado nada más, pero llegó el plato principal, en mi caso, escogí el bistec de ternera. El restaurante es famoso por sus carnes, y la verdad es que pronto aciertas el porqué. La ternera estaba increíblemente tierna y gustosa. Hecha al punto justo e ideal, acompañada de verduras al caliu, debo decir que aun sin hambre, me lo comí entero.

A continuación os dejo algunos de los otros platos que se podían escoger en el menú:
Pollo a la plancha, servido también con verduras a la brasa
Como pescado, había dos opciones, lenguado al orio, con una pinta increíble y bacalao, con mix de verduritas, tierno y gustoso.

Por si aun no fuese suficiente, llegaba la hora del postre: crema catalana, helado de coco con crema de vainilla y chocolate fundido o fruta.

Un café pone el broche final a esta contundente pero exquisita comida

Para reservas teneis el número de teléfono 973 23 31 03

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *