Paradís

Hemos estado en el Paradis, un restaurante vegetariano situado en la calle Joan Baget nº20.
Fuimos en cena de grupo, con motivo del cumpleaños de una amiga (¡Felicidades Laura!) y tenemos muchos platos que probar!
Cabe decir que, de no ser por esta tesitura, no hubiésemos ido a un vegetariano. No nos malinterpreteis, no estuvo mal, pero nos gusta la carne y el pescado.

Escogimos el menú de 25€ por persona.
Empezaron sirviéndonos unos cuantos entrantes de cantidad generosa.

Lo primero, una ensalada variada con tofu, pimiento rojo y verde, lechuga, aceitunas,huebo duro, maiz y alubias; por encima una salsa parecida a la salsa cható; en conjunto está buena, la verdad, pero el tema del tofu… es que no sabe a nada!

Seguimos con más entrantes, entre ellos teníamos una fideuá de setas con alioli. Muy sabrosa y el alioli, muy suave; la verdad es que me gustó bastante.

Por último,  unos pimientos rellenos con col, ligeramente gratinados y decorados con aceto suave,  el conjunto era sabroso, de sabor intenso.

Después de los entrantes varios, nos llegaron los segundos:

Tenemos un plato de croquetas variadas (de setas, zanahorias y de tofu) acompañadas de salsa romesco. Fue un plato que, la verdad, no me convenció demasiado.

Aquí tenemos la lasaña de verduras con bechamel trufada, no está mal, pero sabía como a pisto con bechamel, y la verdad se hace un poco pesada.

Pasamos a los postres:

Uno de ellos fué Mousselina de yogurt con salsa de moras; con una textura similar a la tarta de queso, con base de bizcocho, la salsa de moras le da un toque ácido que contrasta mucho con la mousselina, rico rico.

Otro de los postres es el brownie de chocolate con helado.  Está tan bueno como se intuye por la foto, pastel de chocolate calentito con una bola de helado de vainilla y chocolate fundido por encima. La única pega es que el bizcocho estaba un poco seco.

Desde luego los postres es lo que más nos gustó, no porqué el resto de platos no estuviesen a la altura, pero debes estar preparado para nuesvas combinaciones de sabores e ingredientes, no son lo mismo que te puedes encontrar en un restaurante “normal”.

Para acabar, con la ronda de cafés, nos obsequiaron con unos chupitos de orujo y hasta aquí llego esta cena de grupo en la que la expeciencia vegetal no estuvo mal, aunque no es “fruto” de nuestra devocion (chiste malo)

Querríamos destacar el trato afable que tuvieron con nosotros durante toda la cena, siguiéndonos y participando de nuestras bromas, incluso cuando nuestra mesa estaba cerrando el local.

Recomendamos el establecimiento para aquellos amantes de este tipo de comida o para aquellos que simplemente, queréis disfrutar de un ágape diferente a lo que podemos estar acostumbrados.

Podéis reservar en el telf 973272795

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *