Quintotapa.cat: la ruta de la tapa Pota Blava del Prat ( y Fira Tapa Pota Blava)

Hoy quiero comentaros una ruta de tapas que, si bien no está en Lleida,  si no en el Prat del Llobregat, podéis plantearos en una escapada de un día, además este fin de semana es el último que la podéis disfrutar de él y aún es más fácil, en su Fira Tapa Pota Blava, en el pabellón gastronómico de la feria agrícola, donde tenéis a vuestra disposición, y en un mismo espacio, las 32 propuestas que incluyen.

DSC00482 [Resolucion de Escritorio]Os contaré mi experiencia en la feria, aprovechamos el fin de semana que se celebraba Film and Cook para irnos el domingo de tapeo. En esta ocasión, había dos ferias en una, la ruta de la tapa que Estrella va organizando a lo largo y ancho de Cataluña (y otros lares, hace poco hicieron primera edición en Granada), así, fusionaron esta propuesta en el Prat y la hicieron coincidir con la quinta edición de la pota blava.

¿Qué es la pota blava? Pués es la marca de un producto del territorio, sus pollos, que tienen la particularidad, en esta zona, de que sus patas tienden a un tono azulado (debo confesar que hasta que no lo vi, me costó hacerme una primera idea). Así, el ingrediente protagonista era el pollo, que se combinaba con productos de temporada y de proximidad (la alcachofa era otro de los ingredientes estrella).

DSC00481 [Resolucion de Escritorio]Debo decir que es una de las ferias mejor planteadas de las que he ido, los locales estaban muy implicados, había publicidad  de la feria, algunos locales tenían incluso un uniforme especial para la ocasión,  mucha implicación por parte de los locales, que te explicaban sus propuestas, se interesaban por las opiniones de los clientes y presentaban unos platos muy elaborados, en su mayoría.

La feria se organizaba de manera que los locales podían ofrecer la tapa Pota Blava o bien, dos propuestas, incluyendo la tapa de la casa, ambas con un quinto estrella (que según el caso, podía substituirse por agua, vino o, en el caso de la propuesta más dulce y golosa, por un café).

La tapa con bebida tenía el tradicional precio, 2,50€; el de pota blava, 3.50€.

En la guía se indicaba el horario en el que servían la tapa y salvo uno de los casos, que hicieron una previsión escasa de género, en las demás no hubo problema para que nos sirvieran.

Se repartía la ciudad en 4 zonas y podías optar por hacer la ruta corta, con dos establecimientos por cada zona o la versión oro, 4 por cada zona. Además, había diversos premios, como la mejor foto de Instagram, el mejor camarero y uno que quedaba fuera de votación popular, el de calidad gastronómica, que se decidirá durante este próximo fin de semana, en un showcooking en la feria.

Cabe destacar también, que algunos de los restauradores se acogían a la tapa solidaria, que destina una parte de la recaudación a la asociación El Prat Solidari.

Pero empezamos a hablar de la ruta, nos marcamos aquellos que estaban abiertos en domingo, que es un factor que limita bastante las opciones en todos estos eventos (nota mental: la próxima vez, me tengo que plantear la ruta en un par de días y que el día fuerte no sea en domingo). El caso es que empezamos la ruta en Pau Casals, un bar sencillo pero que dió un gran pistoletazo a la ruta, hacía frío, me había costado bastante encontrar un cajero de mi sucursal y los locales que me caían en la ruta de vuelta, aún no habían abierto. Pero todo eso quedó rápidamente olvidado al ver sus dos tapas, la tapa de la casa la sirvieron primero, un pincho de secreto ibérico, sencillo pero bien presentado, hecho al momento, entró divinamente mientras esperábamos la tapa pota blava “xarrup de pota blava calent amb rom i panses”, una tapa verdaderamente sorprendente y explosiva. Servida en una tartaleta dulce encontrabas una croqueta de pollo rustido, casera, sabrosísima y una crema, que al principio te asemeja bechamel pero con un toque dulce, de las pasas que se contrarresta con el punto de ron, la verdad es que me quedé atónita, me sorprendió y me encantó, fue una de mis favoritas.

DSC00484 [Resolucion de Escritorio] DSC00485 [Resolucion de Escritorio]Seguimos y nos trasladamos de zona, al centro extremeño ruta de la plata, que tenían también dos apetitosas propuestas, pero estaba hasta los topes el local, por lo que decidimos ir al más próximo, con la intención de volver, aunque al final, fuimos haciendo la ruta por otras zonas y ya no regresamos, una pena, porque su huevo a la flamenca prometía.

Llegamos al Dolmar Bar, desde fuera parecía un bar de los de toda la vida, por dentro estaba reformado de forma curiosa, el trato fue muy amable, uno de sus camareros estaba ilusionado con su candidatura a la categoría de camareros y se notaba, le ponía muchas ganas. Esta vez nos sirvieron las tapas a la vez, mientras esperábamos, nos trajeron unas olivas de tentempié y nos ofrecieron la posibilidad de acompañar las tapas con vino, que era una de las especialidades del local. Las tapas de Dolmar eran también fusión y contraste de sabores, y más cerca de platillos que de tapas: la tapa de la casa, la croque-madame trufada, con ensalada de rúcula y mermelada de piquillo. La versión miniatura del sandwich mixtom, a la parrilla y gratinado, aquí tenía una base del pan hecha, de manera que quedaba sólida, y un rebozado. La ensalada aligeraba el plato y la mermelada hecha con pimiento de piquillo le daba alegría y vida.

DSC00486 [Resolucion de Escritorio]La tapa especial era unos canalones de pota blava tandoori con verduras, avellanas, salsa inédit y remolacha. Toda una combinación!. La pasta del canalón era piña, que hacía un gran contraste con los frutos secos y la salsa hecha con remolacha (que le da el color) y la cerveza especial de Estrella, resultaba intensa de sabor, que debías combinar estratégicamente porque podías enmascarar el resto de ingredientes. Unos brotes y un poco de manzana, completaban el completo platillo.

DSC00487 [Resolucion de Escritorio]Regresamos a La lluna en un cove, que anteriormente estaba cerrado. Encontramos varios grupos probando las tapas, en este caso, era tan o más original la tapa de la casa, “el cruixent de botifarró i poma caramelitzada” .  Presentado en unas tablillas, combinaba con acierto el toque dulzón del envoltorio, el sabor intenso de la morcilla y la acidez que le aportaba la manzana. La pasta nos comentaron que eran Kadaif, una masa que se estira y se moldea, resultando unos fideos muy finos usados por turcos y griegos, que se utiliza para preparar dulces y postres.

DSC00488 [Resolucion de Escritorio]Els “cilindres de pota blava rostit i carxofa prat” combina los productos más característicos de la zona, no podía ser menos en este establecimiento que apuesta fuerte por la cocina de proximidad, me pareció un establecimiento interesante, al que regresar, junto con el que detallaré a continuación, Ona nuit.

DSC00489 [Resolucion de Escritorio]Ona nuit es  un restaurante de cocina de km 0 también y cuenta con venta de productos, como la pasta de SandroDesii. Su tapa era de las más originales, en la ruta ya oímos comentarios de los clientes que la habían probado y la recomendaban.

Tanto su presentación como su sabor, no dejan indiferentes. El “trifàsic de pota blava” presenta una base de pollo rustido, una capa de salsa de setas y corona una crema de patata, por encima, fruto seco espolvoreado; todo servido en una taza de cortado. Realmente cuando te lo presentan no esperas que sea una tapa salada, juega con la imagen, también con las texturas, el resultado es magnífico. Fue la tapa que probamos que más nos gustó. Ona Nuit solo presentaba tapa pota blava pero la verdad es que merecía la pena probarla, es un must de la ruta.

DSC00497 [Resolucion de Escritorio]Tras esta maravilla, nos desplazamos a otro local que sólo participaba en pota blava, As de copes, concursa con su “polleta pota blava ab arròs vaporitzat, salmó i espàrrec verd”.

DSC00498 [Resolucion de Escritorio]Es una tapa contundente, que llena, un platillo. Combinaba muchos ingredientes, la base de arroz al estilo tres delicias, con maíz y guisantes; pasas, espárrago verde y salmón completaban el plato, y como no, la representación de la pota blava, servida rustida. Encontramos que fue la tapa más floja de las de la jornada.

Y acabamos casi casi  la ruta, con un broche, el alter ego de Ona Nuit, Cèntric Gastrobar, que presentaba también una curiosa y divertida tapa, el pollycao, un bollo de pan bimbo que enrolla pollo pota blava rustido con una crema de ciruelas, todo servido en un original packaging muy bien pensado y que es todo un reclamo.

DSC00508 [Resolucion de Escritorio]Su tapa de la casa también me gustó bastante, el minibocadillo de calamares y mayonesa en su tinta. Con una presentación muy cuidada también, el bollito, los calamares en su punto, con la mayonesa con tinta de calamar y una picadita de ajo y perejil, una tapa justa, que combina ingredientes tradicionales con un guiño imaginativo.

DSC00506 [Resolucion de Escritorio]Además de las tapas, captó mi atención el local, con una terraza ideal para ir en familia, con amigos o en pareja, además, hacen espectáculos y música en directo. Su interior, trabajado y su carta, interesante, estaba situado en un centro cultural, y creo que la gestión del espacio es acertada y conseguida.

Intentamos ir a Axarquía , pero nos encontramos que una hora después de abrir al mediodía, se quedaron sin hamburguesas de pota blava ahumada.

Y ahora sí, el botón final de la jornada, Le tigré Cakes aportaba la nota dulce de la jornada, con la minitatín de manzana. El local es realmente acogedor y tienen una gran variedad de dulces de todo tipo. Esta tapa la podías acompañar de un café o un vino dulce, tras la ruta de tapas la verdad es que lo que me apetecía era un buen café para recargar las pilas.

DSC00513 [Resolucion de Escritorio]Y hasta aquí la crónica, si tenéis ocasión de ir a la feria, os lo recomiendo, vale la pena, además podéis escoger y degustar más ya que evitáis tener que iros desplazando, que aunque es parte del encanto, al final siempre ocurre que de las tapas que te propones al final, algunas te quedas con las ganas. DSC00511 [Resolucion de Escritorio]

One thought on “Quintotapa.cat: la ruta de la tapa Pota Blava del Prat ( y Fira Tapa Pota Blava)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *