Rita CoKó

Hoy hablamos del conocido Rita Cokó ( c/ Sant Martí 51), un local relativamente nuevo, pero con mucha fuerza.

El local es pequeño y acogedor, el tema del local es el cine, de hecho, aparte de la decoración cinematográfica, parte de la idea que sus horarios de cocina son sesiones de cine, una forma original de informar de su forma de organizarse a través de turnos.

La decoración es original y irregular, diferentes materiales, colores y formas configuran este caprichoso local. Es habitual ver el local lleno, una oferta de tapas diferentes, un local cuidado y una zona inmejorable hacen un gran tandem.

Pedimos 4 tapas para 2 personas, una cantidad que nos confirma la camarera que es adecuada.

Empezamos con un clásico, pa de vidre con jamón ibérico de bellota (9,20€).  El jamón muy gustoso, cortado finito, acompañado del pan crujiente.

Le sigue el rissotto de setas y trufa (6,40€). Este plato nos lo recomendaron, la verdad es que tiene mucha más trufa de la que te esperas y es estándar en un principio. El resultado e s un plato aromático, de gustos contrastados.

Dentro de las tapas de mar, pedimos sashimi de atún rojo con vinagreta de aguacate (7,90€). Para mi, la sorpresa de la noche. No me gusta el atún, aunque debo decir que es la segunda ocasión que probaba el atún rojo y su sabor me sorprende. En esta ocasión, cortado a modo de carpaccio, asemejándose a salmón pero con un sabor mucho más suave, sobretodo teniendo en cuenta el toque de esa vinagreta. El resultado es que un plato que a priori me costó probar, me encandiló. Me gustó muchísimo!

Volvemos a las “tapas de la tierra”, con un plato que sorprende encontrar en una tapa de tapas, y aun sorprende más cuando ves el resultado, cochinillo con naranja y pimientos del padrón (7,90€), el cochinillo lo sirven en forma de cubo, muy tierno, compacto, con la piel tostada y crujiente. El conjunto a priori podría llegar a parecer un poco demasiado compacto, pero con la combinación del cítrico, casa perfectamente. Un plato original.

Como no, dejamos un rinconcillo para los postres: los coulants aquí son bautizados como minimadalenas:

Minimadalena de avelana con helado de maracuyá, la avellana es más dulzona que el chocolate, pero con la combinación con el helado refrescante y con un punto ácido, queda un conjunto bien logrado. Ñam!

Tarta de manzana con helado de chocolate blanco, una elección donde predomina las notas dulces por excelencia. El crujiente de la coca contrasta con la textura del helado pero a su vez, forman una gran combinación.

Como broche final, el Rita gin (7,5€)

Y …. en esta ocasión tenemos un reportaje dos en uno, os vamos a contar otra experiencia en el Rita, esta vez, una cena de grupo, donde pudimos descubrir más tapas y redegustar algunas ya probadas 😉

Luces, cámaras y .. a la mesa!

Las bravas al estilo Rita (4,20€) fueron las primeras en hacer aparición en la mesa.

como podéis ver, no son las típicas bravas, cortadas muy finas y con una forma caprichosa, fritas de forma crujiente, de lejos parece que sean unos fideos.

El Mi-cuit de foie (7,20€), contrufa por encima, servido con mermelada de melocotón, y acompañado de tostaditas de pan con ciruela. A mi el paté y el foié no me gustan demasiado pero debo decir que este conjunto, de contraste de sabores, me convenció.

Como no, no podía faltar las tablas de embutidos, quesito, curado y con cuerpo, de dos variedades, servido sobre pizarra (5,75€)

El maravilloso  jamón ibérico de bellota (9,20€), imposible resistirse

Todo servido con pa de vidre (3,90€), que entra liviano

Seguimos con los huevos rotos con jamón y trufa (8,95€). Los clásicos huevos rotos, con el toque de la casa, ya que la trufa está presente en muchos de sus platos, y la verdad es que le queda genial a este conjunto.

Las patatas panaderas, el jamoncito sabroso y el huevo en su punto, la verdad es que es de los mejores huevos rotos que he probado.

Llega el turno de las alcachofas en tempura (4,10€). Nuestra sorpresa fue la presentación, venían dentro de unas alcachofas de cerámica, que punto! Las alcachofas estaban cortadas a cuartos, tamaño ideal para tomar en bocaditos. La tempura bien lograda, resultando ligera, algo que se agradece ya que llegados a este punto, ya estábamos bastante llenas…

Pedimos también rissotto, magnífico, lo malo fue que llegó hacia el final, y es un plato contundente.

Llega el turno de las croquetas (3,80€), las servían en estas cazuelitas, traían por separado, para cada ración, una de jamón y una de queso. Está bien que las traigan por separado, ya que así las localizas con más facilidad.

Y cerramos el tapeo con los chipirones a la andaluza (8€), riquisimos y en su punto.

Como broche final, coulant de choco con helado de coco, acompañado de cava.

Dos raciones de cada una de las tapas, postres para todas, vino y cava, por 22€/persona. Es una estupenda elección, pasamos una gran noche, cocina de calidad, tapas logradas y con buen género.

Os lo recomendamos!

Reservas: 973 049 381.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *